CRYPTOSPAIN

Invertir en bolsa para principiantes: consejos

invertir en bolsa para principiantes

Tabla de contenidos

Desde CryptoSpain hemos hablado bastante de diferentes tipos de inversiones, incluida la inversión en bolsa. Sin embargo, es contenido para personas que ya conocen algo del tema. Para remediarlo y que nadie se quede fuera, hoy te traemos este artículo centrado en invertir en bolsa para principiantes.

Vamos a darte algunas recomendaciones sobre esta forma de invertir para que aprendas lo básico y descubras si esta modalidad de inversión es adecuada para ti.

Además, también resolvemos algunas de las dudas más frecuentes. Así que, ¡vamos al lío!

Conceptos básicos para antes de invertir

Antes de empezar con los consejos enfocados a invertir en bolsa para principiantes, vamos a ver algunos conceptos que debes tener claros.

¿Qué es la bolsa?

Lo primero que tienes que saber es qué es la bolsa y cómo funciona este mercado. La bolsa de valores es un mercado donde se negocian instrumentos financieros como acciones o bonos.

Además, le da la posibilidad a las personas de invertir en las diferentes empresas que cotizan en bolsa. De esta forma, las compañías pueden financiarse con mayor capital.

Cuando compras acciones en una empresa, tienes derecho a:

  • Participar y votar en las Juntas Generales
  • Recibir el dividendo, cuando sea una empresa que los pague

¿En qué se puede invertir?

Muy bien. Ya sabes qué es la bolsa. Ahora toca ver en qué activos puedes meter tu dinero, que verás que no son solo acciones.

  • Acciones: son participaciones en la propiedad de una empresa. Se compran con la esperanza de que el valor aumente con el tiempo o para recibir dividendos (al final del artículo tienes más información sobre esto último).
  • ETF: son los Exchange Traded Funds (fondos cotizados) y consisten en fondos de inversión que cotizan en bolsa y que, generalmente, rastrean un índice, sector, materia prima o cesta de activos. Proporcionan diversificación y liquidez similar a las acciones.
  • Fondos de inversión: son vehículos de inversión que reúnen el dinero de muchos inversores para comprar una cartera diversificada de activos, como acciones, bonos u otros instrumentos financieros. Son similares a los ETF, pero con algunas diferencias operativas y fiscales.
  • Otros activos: también hay otros activos en los que puedes invertir, como bonos (deudas emitidas por gobiernos, municipios o empresas), derivados (opciones y futuros), materias primas (como oro, plata, petróleo, gas natural, entre otros), etc. Estos activos son más complicados y no del todo recomendados para principiantes.
invertir en bolsa para principiantes

Consejos para invertir en bolsa para principiantes

Ahora sí, vamos a ver los tips o consejos centrados en invertir en bolsa para principiantes que te pueden venir muy bien.

1. Averigua tu perfil de inversor

Antes de empezar a invertir en bolsa, tienes que saber cuál es tu perfil de inversor. Es decir, el riesgo que estás dispuesto a correr en relación a la rentabilidad que quieres conseguir.

Para averiguarlo, deberás hacerte preguntas como:

  • ¿Qué rentabilidad quieres conseguir con tus inversiones?
  • ¿Cómo responderías en situaciones de pérdidas de valor elevadas (por ejemplo, el valor de tus inversiones cae más de un 10 % en un mes)?
  • ¿Cuáles son tus ingresos anuales?
  • ¿Qué gastos fijos tienes?
  • ¿Cuál es tu capacidad de ahorro?
  • ¿Cómo es tu situación profesional/laboral?
  • ¿Qué cantidad estás dispuesto a invertir?

Con todo esto, sabrás si tu perfil de inversión es conservador, moderado o agresivo. Estos perfiles determinan el nivel de riesgo que estás dispuesto a asumir en comparación con la rentabilidad que quieres conseguir con tus inversiones.

2. Aprende todo lo que puedas

Este consejo estaría casi a la par con el anterior en cuanto a importancia. Es imprescindible que estudies y aprendas todo lo que puedas sobre este tipo de inversión.

No hace falta que te conviertas en el Lobo de Wall Street, pero sí que sepas qué estarás haciendo con tu dinero, los riesgos a los que te enfrentarás, etc.

Hoy en día, puedes aprender a invertir en bolsa desde cero con muchos recursos online. Los más accesibles son:

  • Libros
  • Vídeos de YouTube
  • Pódcast
  • Cursos

Además, si quieres empezar sin gastarte dinero, hay mucho contenido gratis en internet con el que puedes establecer unas buenas bases. Eso sí, mucho ojo con qué contenido consumes y de quién te fías. Haz tus investigaciones antes de confiar en alguien al 100 %.

3. Define tus objetivos y estrategias

Establecer metas financieras claras es fundamental para guiar tus decisiones y medir tu progreso a lo largo del tiempo. Por eso, es importante que dediques tiempo a reflexionar sobre tus objetivos financieros y las estrategias que quieres tomar. Te recomendamos los siguientes pasos:

Identifica tus objetivos

¿Qué esperas conseguir con tus inversiones en bolsa? ¿Quieres ahorrar para la jubilación? ¿Tienes pensado hacer un gasto gordo y quieres financiar parte con las ganancias? ¿O, simplemente, quieres aumentar y diversificar tu patrimonio? Es crucial identificar tus objetivos financieros.

Ponle número a tus metas

Con los objetivos claros, llega el momento de cuantificarlos. Es decir, ponerles números. Por ejemplo, en lugar de marcarte el objetivo de: «quiero ahorrar para la jubilación», ponte una meta numérica: «quiero acumular 300 000 € para cuando me jubile».

Ten en cuenta el tiempo

La duración de tu inversión puede influir en tu estrategia y en la elección de activos. Los objetivos a corto plazo (un gasto cercano), pueden requerir enfoques más conservadores y con menos riesgo. Por otro lado, los objetivos a largo plazo (como la jubilación), pueden permitir una mayor tolerancia al riesgo y la inversión en activos con mayor potencial de crecimiento a largo plazo.

Se realista y flexible

Es importante establecer metas financieras realistas y alcanzables, pero también debes ser lo suficientemente flexible para adaptarte a los cambios en tu vida y en el mercado. Reevalúa periódicamente tus metas financieras a medida que cambien tus circunstancias personales y profesionales y ajusta tu estrategia de inversión según sea necesario.

Esto no quiere decir que si el mercado cae de un día para otro lo vendas todo. No. Usa la cabeza. La inversión en bolsa es un viaje a largo plazo.

Diversifica

Aunque cuando empiezas a invertir con poco dinero no es tan fácil, es importante que conforme vayas aumentando tus inversiones, las vayas diversificando. Esta diversificación puede ser por activos (acciones, ETF, fondos…) países o sectores. De este modo, tendrás menos exposición al riesgo.

4. Elige un buen bróker

¿Y qué es un bróker? Pues es un agente o entidad que se encarga de gestionar las negociaciones entre un comprador y un vendedor en bolsa. Es decir, el intermediario entre la empresa y tú, el inversor. Ten en cuenta que el bróker cobra comisiones, pero eso lo veremos más adelante.

Dicho esto, tendrás que elegir un bróker que se ajuste a tu perfil inversor y a tu estrategia. Y aquí viene el gran dilema, porque hay muchas opciones y cada vez más.

Tipos de brókers

Los más habituales son:

  • Brókers multiproducto: ofrecen acciones, ETF y otros activos
  • Brókers sin comisiones: son los que no cobran comisiones por la compra o venta pero sí por el cambio de divisa o venta del flujo de órdenes

Hay más tipos, como los brókers bancarios, los brókers de Forex, los STP/ECN o los Market Maker. Sin embargo, para un nivel de principiante, los dos anteriores son en los que te tienes que fijar.

Seguridad y fiabilidad

Otro aspecto que debes tener en cuenta antes de decantarte por uno o por otro es la seguridad. Para averiguar si es de fiar, simplemente tienes que fijarte en que estén regulados por autoridades financieras occidentales. Si inviertes desde Europa, serían autoridades como BaFin, ICB, CSSF, SEC, ASIC…

5. Revisa bien las comisiones

Otro consejo importante para invertir en bolsa para principiantes es que prestes atención a las comisiones de los brókers. ¿Por qué? Porque hay algunos que te roban un buen porcentaje de tu dinero y pueden entorpecer tu rentabilidad.

Las comisiones más habituales que debes controlar y revisar son:

  • Comisión de compra y venta: es la tasa que se cobra por cada transacción. Puede ser un porcentaje de la cantidad que vayas a mover o una cantidad fija.
  • Comisión de custodia o mantenimiento: lo que te cobran cada mes por mantener tus activos en la plataforma.
  • Comisión de pago de dividendos: el coste de recibir un dividendo en tu cuenta (hay muchos brókers donde ya no se paga nada)
  • Comisión por cambio de divisa: la tasa que se aplica por comprar acciones en una moneda distinta a la de tu cuenta.
  • Tasa Tobin: es un impuesto indirecto sobre las operaciones de adquisición de acciones de sociedades españolas (y de otras nacionalidades europeas).

Como norma general, para tener las menores comisiones posibles, lo mejor es que huyas de los bancos tradicionales. Ya sabes que, junto con el Estado y los políticos, son los mayores ladrones de este país.

6. Sé consciente de los riesgos

Algo que los inversores principiantes no suelen tener muy en cuenta es que invertir en bolsa tiene riesgos, como cualquier otra inversión. Aunque es un método más seguro que otros, como invertir en startups, ninguna inversión está libre de riesgos.

Los más habituales que debes tener siempre en cuenta son:

  • Riesgo de mercado: cabe la posibilidad de que cuando decidas vender tu inversión, porque lo necesites o porque quieras, el precio de la acción sea menor al que pagaste, por lo que perderías dinero.
  • Riesgo de tipo de cambio: este caso se da si inviertes en acciones en otra moneda distinta al euro. Aunque tu inversión vaya bien, puede que el tipo de cambio te sea desfavorable y, al final, pierdas dinero.

Puede parecer pesimista, pero debes tener siempre en mente que cabe la posibilidad de que pierdas todo el dinero que has invertido si la empresa quiebra, por ejemplo. Aunque es un caso extremo, puede darse.

También es probable que el mercado entre en recesión y los precios de las acciones bajen mucho, como ha pasado en varias ocasiones. En este caso, lo ideal es no entrar en pánico y no ponerse a vender todo lo que tienes. El mercado suele recuperarse con el tiempo.

Por todo ello, es importante lo que te hemos comentado antes de diversificar tu cartera lo máximo que puedas y que también conozcas tu tolerancia al riesgo y a estas situaciones.

Dudas frecuentes sobre inversión

Para acabar, hemos querido recopilar las dudas más frecuentes que suele tener la gente sobre el tema de la inversión.

¿Cuánto dinero se necesita para invertir en la bolsa?

Por suerte, las cosas han evolucionado mucho y no es necesario tener grandes cantidades de dinero para empezar a invertir. Vamos a verlo en los productos más comunes:

  • Acciones: aunque algunas acciones tengan precios elevados, hay brókers que permiten comprar acciones fraccionadas. Es decir, no hace falta que compres una acción entera. Por lo tanto, puedes empezar a invertir en acciones con cantidades tan bajas como 10 € o menos.
  • ETF y fondos de inversión: en este caso, la cantidad mínima dependerá de lo que exija la gestora, pero puedes encontrar opciones interesantes desde 50 €.

¿Cómo se gana dinero invirtiendo en bolsa?

Otra duda que te puede surgir si eres nuevo en este tema es cómo consigues rentabilidad con esta inversión. No te preocupes, que tenemos la respuesta. Y, en este caso, hay varias formas de sacar beneficios.

  • Ganancias de capital: consiste en comprar una o varias acciones que tienen potencial de crecimiento y mantenerlas en el tiempo. Lo que se quiere conseguir es que, cuando se vendan, el precio sea más alto, por lo que se gana la diferencia de precio. Por ejemplo, compraste una acción a 50 € en el 2020 y la venderás por 100 € en el 2030. Habrás sacado 50 € de beneficio.
  • Ganancias por dividendos: en este caso, compras acciones de empresas que pagan dividendos de forma regular (lo habitual es cada 3 meses). La empresa estipula una cantidad fija a pagar por cada acción. Si tienes fracciones de una acción, también se te abonan dividendos, la parte correspondiente. Obviamente, para sacar beneficios elevados en este caso, hace falta tener bastante dinero invertido.
  • Una combinación de ambos: otra posibilidad es combinar las dos opciones anteriores. Compras acciones que paguen dividendos y que tengan potencial de crecimiento para venderlas en unos años. De esta forma, con el paso del tiempo, recibes beneficios por los dividendos cobrados y cuando vendas por la diferencia de precio.

Hay otras formas, como la venta en corto o la especulación sobre derivados, pero esto son casos más avanzados y para los que necesitarás tener conocimientos elevados sobre inversión en bolsa.

Hasta aquí llegan nuestras recomendaciones sobre invertir en bolsa para principiantes. Como siempre, te aconsejamos que te informes muy bien antes de invertir tu dinero en la bolsa o en cualquier otro sitio.

Pero también te recomendamos que te muevas ya. No le des más vueltas. Encuentra la inversión que más se ajuste a ti y pon tu dinero a trabajar por ti antes de que te lo robe el Estado.

Si te ha gustado esta información y quieres empezar a poner tu dinero a trabajar, puedes leer el artículo sobre cómo invertir en bolsa.


¿Te ha parecido interesante esta información?

Si crees que te podemos ayudar en algo, envíanos un correo a info@cryptospainoficial.com y veremos tu caso. Puedes seguirnos en TikTokInstagram, nuestro canal de Telegram y Youtube donde compartimos consejos a diario que te permitirán optimizar al máximo tus finanzas pagando el mínimo de impuestos.

El futuro ha llegado.

Comparte:

Explora más entradas

FORMACIÓN EN ELUSIÓN FISCAL CRYPTO Y SOCIETARIA

DESCUBRE EL SISTEMA PARA PAGAR MENOS IMPUESTOS DENTRO DE LA LEY. LEGAL, JUSTO Y SEGURO