CRYPTOSPAIN

Impuestos trading España: elusión para traders

eludir impuestos trading España

Tabla de contenidos

Mucha gente me pregunta: oye, Luis, ¿si hago trading tengo que declarar? Pues sí, cualquier aumento patrimonial se tiene que declarar. Ahora bien, tienes opciones para eludir impuestos trading en España, porque también puedes declarar las pérdidas.

En este artículo, te contamos algunos trucos de la fiscalidad trading para pagar menos impuestos y que no te roben el dinero que has ganado con tu esfuerzo y trabajo.

Pero antes de empezar, queremos recordarte que tienes a tu disposición nuestra Formación de Elusión Fiscal Crypto y Societaria.

El mejor consejo que siempre te daremos es que te formes, que aprendas lo máximo posible para protegerte a ti y a tus seres queridos de un Estado ladrón y de un país que se está yendo a la ruina.

Haz clic en el enlace para ver un vídeo gratuito en el que te explicamos cuánto te está robando el Estado ahora mismo, sin que te des ni cuenta. Y mejor siéntate para verlo, porque cuando veas las cifras te vas a marear.

Y ahora sí, vamos al lío. 😉

¿Se pagan impuestos por hacer trading?

Sí, como en cualquier otra actividad que te genere aumentos patrimoniales, tienes que declarar las ganancias del trading y pagar los impuestos correspondientes.

Antes de meternos en el tema de la elusión fiscal para traders, tienes que tener claro que no es lo mismo hacer trading u operar con valores en bolsa que hacerlo con criptomonedas. Son actividades distintas.

Ahora bien, el trading en la declaración de la renta va a la misma casilla en ambos casos, tanto si haces trading en bolsa como si lo haces con criptos. Ahí está la magia y el amplio abanico de oportunidades para, básicamente, pagar lo que te dé la gana.

Eludir impuestos no es ocultar información

Vamos a hacer un pequeño paréntesis para explicar algo que debes tener muy claro: eludir impuestos no implica ocultar información.

Tú puedes ir al broker que te dé la gana (Interactive Brokers, Degiro, Etoro…) y esto te genera la obligación, como residente fiscal español, de informar en tu renta sobre las operaciones que hagas en estas plataformas.

¿Si te callas puede que Hacienda no se entere? Pues sí, es posible. Ahora bien, ocultar tus obligaciones fiscales no es eludir. Nosotros nos centramos en que, con lo que la ley permite y cumpliendo con tus obligaciones, no tributes nada o tributes lo mínimo posible. Tenlo claro, porque luego pueden venir problemas. Dicho esto, vamos al lío.

Cómo eludir los impuestos trading en España

Como en muchos otros casos que ya hemos comentado, los aumentos patrimoniales que tengas por operar en bolsa podrías compensarlos con pérdidas que tengas generadas en el mundo cripto o que te generes tú mismo.

Por ejemplo, puedes atribuirte una pérdida con la compraventa de un NFT, ya que, a día de hoy, los criptoactivos como los NFT van en la misma casilla de la renta que el trading. Por eso, esta estrategia es tan útil y es una de las que más recomendamos.

Figura jurídica: persona física vs. empresa

Por otro lado, hay que diferenciar que puedes hacer trading y eludir impuestos como persona física (también se incluye la fiscalidad del trader autónomo) o lo puedes hacer como persona jurídica, es decir, como empresa. Y aquí también puedes hacer mucha magia de la que nos gusta.

De hecho, como empresa, podrías elegir montarla en ciertos países concretos en los que vas a tener muchas más ventajas fiscales que en otros, como España en nuestro caso. Por ejemplo:

  • empresa en Rumanía: tributación del 1 %
  • LLC en Estados Unidos: tributación del 0 %
  • empresa en Chipre o Estonia: tributación del 0 %

Tienes muchas opciones. Y, por supuesto, recuerda que las sociedades tienen la ventaja de que, al tener una actividad, también pueden tener atribución de gastos y atribución de pérdidas (como la que te hemos contado de pérdidas con compraventas de NFT).

Cuentas de fondeo e impuestos trading

Como te contamos en el artículo sobre el trading y las cuentas de fondeo, aunque uses este tipo de cuentas para hacer trading, en cuanto pases los beneficios de tus operaciones a una cuenta bancaria «normal» tendrás que declararlos, ya que se considera como rendimiento del capital o rendimiento del trabajo.

De esto no te puedes escapar. Pero sí que puedes aplicar las estrategias de generarte pérdidas para pagar los mínimos impuestos posibles. Recuerda que siempre dentro de la ley y cumpliendo tus obligaciones fiscales.

Si el término «cuenta de fondeo» te suena a chino, te recomendamos que revises la información que compartimos en dicho artículo para tener más detalles.

Como ves, el trading paga impuestos, como cualquier otra actividad que te genere beneficios. Eso sí, si conoces los trucos de la fiscalidad del trading y los combinas con la elusión fiscal, puedes evitar pagar bastante dinero en impuestos y emplearlo para lo que te dé la gana, que para eso te lo has ganado tú.

Si tienes otro tipo de actividad o diferentes figuras jurídicas y quieres ahorrar pasta, lee el artículo sobre cómo pagar menos impuestos legalmente.


¿Te ha parecido interesante esta información?

Si crees que te podemos ayudar en algo, envíanos un correo a info@cryptospainoficial.com y veremos tu caso. Puedes seguirnos en TikTokInstagram, nuestro canal de Telegram y Youtube donde compartimos consejos a diario que te permitirán optimizar al máximo tus finanzas pagando el mínimo de impuestos.

Si realmente quieres aprender a eludir fiscalmente dentro de la ley, entra ya a ver nuestra Formación de Elusión Fiscal Crypto y Societaria, descubre cuánto te está robando el Estado y quédate con lo que es tuyo.

El futuro ha llegado.

Comparte:

Explora más entradas

Cómo invertir en inmuebles

Cómo invertir en inmuebles desde cero

La inversión en ladrillo ha demostrado ser una inversión segura y rentable históricamente. Aunque hay mejores y peores épocas, puede ser un tipo de inversión

EL MIC reabre sus puertas

Apúntate para saber cómo acceder al Madeira Invest Club

Apertura Lunes 26 de febrero
A las 9.00 am (Madrid)

Madeira Invest Club (MIC) es un club privado cuyo objetivo es claro:

ganar dinero.

La meta es obtener rentabilidades mínimas a partir del 30 % anual.