CRYPTOSPAIN

Cómo abrir una empresa en Dubái paso a paso

Cómo abrir una empresa en Dubái

Tabla de contenidos

Habrás leído mucho sobre las empresas en Estonia, el NHR portugués y las LLC estadounidense. Pero, ¿te has planteado cómo abrir una empresa en Dubái y las ventajas que te puede ofrecer?

Según tu situación, puede ser muy interesante. Por eso, en este artículo, te vamos a explicar el proceso y también respondemos las dudas más habituales.

Vamos al lío.

Cómo abrir una empresa en Dubái

A continuación, vamos a ver el proceso paso a paso. Ten en cuenta que puede haber alguna variación, dependiendo de tu caso concreto. Pero puedes hacerte una buena idea.

Paso 1: Elige la forma jurídica de la empresa

Antes de empezar con el proceso en sí de creación de una empresa, tienes que decidir qué forma jurídica quieres que tenga tu empresa. En Dubái, existen diferentes tipos de sociedades, como las Free Zone, las Mainland y las Offshore.

Cada una tiene sus propias ventajas y desventajas, así como características específicas que debes tener en cuenta para hacer tu elección.

En este caso, vamos a hablarte de las empresas Free Zone y de las empresas Mainland, que son las que más te pueden interesar.

Free Zone o zona franca

Una empresa en una zona franca, la llamaremos empresa Free Zone, es un tipo de sociedad que se registra en alguna de las más de 50 Free Zones de Dubái (las zonas francas).

Las características de estas empresas es que están reguladas por las autoridades de las respectivas zonas, que cuentan con algunas ventajas fiscales y que pueden llevar a cabo negocios a nivel local (dentro de la zona) e internacional.

Algunas de las zonas francas de Dubái más conocidas para abrir empresas son:

  • Dubai Multi Commodities Centre (DMCC)
  • Dubai South Free Zone (DWC)
  • International Free Zone Authority of Dubai (IFZA)
  • Dubai International Financial Center (DIFC)
  • Jebel Ali (JAFZA)

Otras características o ventajas que debes conocer de este tipo de sociedad son:

  • Se fundan muy rápido (posible incluso en 4 días)
  • Está libre de impuestos
  • Sin impuesto sobre la renta si vives en los EAU
  • Sin obligación contable (en parte)
  • Sin cuentas anuales
  • Posibilidad de que un extranjero tenga el 100 % de la propiedad

Sin embargo, debes tener en cuenta que existen algunas limitaciones con las empresas Free Zone. La más destacada es que la oficina de la empresa solo puede estar en la misma zona en la que la empresa esté registrada.

Además, cada Zona Franca tiene unas regulaciones (aplicables solo a dicha zona) y está enfocada a un tipo de industria o negocio, por lo que tendrás que conocer las especificaciones de la que te interese y elegir en consecuencia.

Mainland o territorio continental

Por otro lado, están las empresas Mainland. Como su nombre indica, están ubicadas en el territorio continental, en lugar de en una Free Zone. Esta sociedad es más indicada para personas que quieran ofrecer servicios o productos a clientes en Dubái, en lugar de al extranjero.

La mayor ventaja de este tipo de sociedades es que pueden hacer sus actividades en todo los Emiratos y no está restringida a su Zona Franca. Por lo tanto, son más interesantes para empresas que necesiten tener instalaciones como fábricas, provisión de bienes o servicios en el mercado de los EAU.

Otras ventajas interesantes de esta sociedad son:

  • Sus accionistas pueden ser particulares o empresas extranjeras
  • Tienen acceso a un mercado y una base de clientes más amplios

Las características más importantes que debes tener en cuenta sobre las Mainland son:

  • Es más fácil cooperar con los bancos locales
  • Se puede constituir una sociedad de responsabilidad limitada o una sociedad unipersonal
  • Debe tener director general (los accionistas son opcionales)
  • La licencia cuesta entre 3000 y 4000 €
  • El visado es ilimitado
  • Sin impuesto sobre la renta si vives en los EAU
  • Impuesto de sociedades del 9 % (desde junio del 2023)

En cuanto a los requisitos de este tipo de sociedad, es necesario que tenga un director o funcionario local autorizado. También debes tener en cuenta que los tipos impositivos suelen ser más elevados que para las empresas Free Zone.

Paso 2: Elige una actividad comercial

Una vez hayas estudiado bien los tipos de sociedad y hayas elegido la que más te convenga, llega el momento de elegir la actividad empresarial que quieres desarrollar.

Esto también tendrás que tenerlo en cuenta al elegir el tipo de sociedad, ya que hay zonas francas con restricciones en cuanto al tipo de actividades permitidas.

Paso 3: Reserva el nombre de la empresa

Con las dos decisiones anteriores ya tomadas, toca verificar la disponibilidad del nombre que quieres usar para tu empresa. Es importante que el nombre sea único y que no lo utilice otra sociedad de Dubái.

Además, también es recomendable que el nombre pueda escribirse en árabe y en inglés y que no sea ofensivo para la cultura de los Emiratos (religión, tradiciones, etc.).

Una vez hechas las comprobaciones, tienes que reservar el nombre en el Departamento de Desarrollo Económico de Dubái (DED).

Paso 4: Consigue la licencia comercial

Cuando recibas la aprobación del nombre que has reservado, puedes solicitar la licencia comercial correspondiente a las actividades comerciales que vayas a desarrollar.

Lo habitual en este paso es pagar las tasas correspondientes para la expedición de la licencia.

Paso 5: Registra el domicilio fiscal

Ya con la licencia solicitada, tienes que hacerte con el espacio físico, oficinas, sede… (el local que sea necesario para tu actividad) y registrar ahí el domicilio social.

En Dubái puedes elegir entre muchos tipos de oficinas que son válidas para este registro, como oficinas privadas, espacios de coworking y oficinas con servicios, etc. Lógicamente, todo dependerá del tipo de empresa que sea y los servicios que ofrezcas.

Paso 6: Registra la empresa

El siguiente paso es, por fin, registrar la empresa. Para ello, debes completar los formularios de registro y presentar los documentos necesarios ante el Departamento de Desarrollo Económico de Dubái (DED).

Algunos de los documentos que debes presentar para el registro son:

  • Estatutos de la empresa
  • Contrato de arrendamiento
  • Licencia comercial
  • Otros documentos según la forma jurídica de la empresa

Paso 7: Abre una cuenta bancaria corporativa

Para acabar, tienes que abrir una cuenta bancaria corporativa, es decir, a nombre de tu empresa, en un banco de Dubái.

Este paso es necesario para llevar a cabo las transacciones comerciales y cumplir con los requisitos financieros de tu empresa.

Paso opcional: Obtén los permisos y autorizaciones

Ten en cuenta que, dependiendo de la actividad comercial que vayas a desempeñar y de tu ubicación, es posible que necesites obtener permisos y autorizaciones adicionales de varias autoridades.

Algunas autoridades de ejemplo son la Municipalidad de Dubai, el Departamento de Turismo y Comercio Marketing (DTCM) o el Departamento de Planificación Urbana y Desarrollo, entre otros.

Dudas sobre cómo abrir una empresa en Dubái

Seguro que después de leer los diferentes pasos te han quedado algunas dudas. No te preocupes, vamos a ver las más habituales y a resolverlas.

¿Cuánto se tarda en montar una empresa en Dubái?

El proceso de abrir un negocio en Dubái es mucho más rápido que en otros países. Generalmente, se tardan 4 días si lo haces a través del Departamento de Desarrollo Económico de Dubái.

Además, si usas la plataforma online Basher, puede estar hecho en 15 minutos.

¿Cuánto cuesta crear una empresa en Dubái?

El precio total de crear tu sociedad en Dubái va a depender de muchos factores, como si es en una zona franca o no, qué zona franca elijas, si lo haces con o sin visado, etc.

Para que te hagas una idea, la inversión inicial es desde 3000 € en las empresas Mainland y desde 6000 € en las Free Zone.

¿Qué impuestos se pagan en Dubái?

Pues bastantes menos que en España, eso seguro. Por un lado, están los de las empresas. Desde junio del 2023, estas han pasado a tener el Impuesto Corporativo, por el que pagan un 9 % de los beneficios empresariales que superen los 375 000 AED (unos 93 000 €). Hasta esa cantidad, tributan al 0 %.

Luego están los impuestos a nivel personal. Aquí sí que se pone interesante la cosa. Por ejemplo, el IVA es del 0 % (llega solo hasta el 5 % en ciertos productos), no hay impuesto de sucesiones, ni de donaciones, ni al patrimonio, ni sobre los bienes inmuebles. Y los dividendos de las sociedades tributan al 0 %.

No está mal, ¿no? Sobre este tema y otros aspectos que deberías considerar, tienes más información en nuestro artículo sobre los impuestos en Dubái, la residencia fiscal y sus ventajas.

Y con esto, ya hemos cubierto toda la información sobre cómo abrir una empresa en Dubái. Si hay algo que no te queda claro o necesitas ayuda, ponte en contacto con nosotros y veremos tu caso.


¿Te ha parecido interesante esta información?

Si crees que te podemos ayudar en algo, envíanos un correo a info@cryptospainoficial.com y veremos tu caso. Puedes seguirnos en TikTokInstagram, nuestro canal de Telegram y Youtube donde compartimos consejos a diario que te permitirán optimizar al máximo tus finanzas pagando el mínimo de impuestos.

El futuro ha llegado.

Comparte:

Explora más entradas

FORMACIÓN EN ELUSIÓN FISCAL CRYPTO Y SOCIETARIA

DESCUBRE EL SISTEMA PARA PAGAR MENOS IMPUESTOS DENTRO DE LA LEY. LEGAL, JUSTO Y SEGURO